Centro de Documentación Publicitaria

PROTAGONISTAS

José María Jiménez-Laiglesia Rodríguez–Avial

1 de mayo de 1937 -

José María Jiménez Laiglesia nació en Ávila. A la ciudad de Santa Teresa, en la que transcurrió su niñez, se sintió muy unido durante toda su vida y algo aportó a su carácter. Fue el menor de cuatro hermanos. Llamado en seguida Temari, un mote que decía que odiaba, pero con el que fue conocido en adelante.

A la muerte de su padre comenzó a trabajar en Publicidad Gisbert, agencia relacionada con el mundo del cine y del espectáculo. Pasó de servir cafés y hacer fotocopias a escribir reseñas, dibujar e ir desentrañando el mundo de la publicidad local.

Poco después José Luis Moro, de los Estudios Moro, lo sacó de Publicidad Gisbert y se lo llevó a sus estudios de animación. Por entonces estos se encontraban en el Puente de Vallecas, en la Calle de los Mesejo. De allí se mudaron más tarde al fantástico y conocido edificio de Estudios Moro en la Avenida de América.

En los Estudios Moro colaboró en distintas campañas de animación, entre ellas la conocida campaña de Avecrem, la de la gallina Burlesque, así como en la de Tío Pepe. Siempre ha contado que en Estudios Moro pasó un tiempo muy feliz. En 1969, sin embargo, Migue Ángel Ximénez de Embún, uno de los directivos de Clarín Publicidad, consiguió convencerle para que empezara a trabajar en esta agencia.

Ha sido en Clarín donde estuvo desde 1969 hasta primeros de los años noventa, en que se marchó, donde desarrolló su mayor y mejor trabajo creativo, contribuyendo a convertir esta agencia en la agencia de moda de la publicidad durante muchos años, responsable de campañas ya míticas en España. Empezó como redactor pero pronto se convirtió en el Director de Redacción y, posteriormente, en el Director Creativo de Clarín.

En Clarín había un extraordinario ambiente. Trabajaron con él publicitarios que además de compañeros de trabajo con gran talento se convirtieron en grandes amigos para toda la vida como eran Juan Pavía, Luis Figuerola Ferreti, Manuel García Cuadrado, Julio Stuick, y un largo etc. 

En 1972 consiguió el primer León de Oro en Cannes para la publicidad española, por la campaña de Heno de Pravia. “El aroma de tu hogar”, quién no recuerda aún la letra de esta campaña. Eslogan imbatible que todavía utiliza la marca de Perfumería Gal. Este fue el inicio de numerosas campañas y premios posteriores, premios Ampe, Cannes, Venecia… 

Él personalmente ha valorado mucho obtener el premio Europeo Rizzoli de revistas por la campaña de Carlos III, de Domecq. Esto le hizo ser el primer español en obtener un premio Rizzoli, el premio máximo de publicidad en el mundo.

Ha recibido numerosos premios Ampe, entre ellos en 1977 el premio Ampe de Oro por la campaña de Codorniu, “Ama a tu tierra”; campaña que vista con la perspectiva de hoy en día resulta modernísima, y cuya canción se publicitó en todas las lenguas de España, algo en esos momentos increíble.

Fue responsable junto con Manolo García Cuadrado de la campaña de El Almendro “Vuelve a casa vuelve”, de 1980, que todavía hoy se sigue utilizando con pocas variaciones.

También recibió varias veces el premio nacional de publicidad Valeriano Pérez.

Ha participado en numerosas campañas institucionales y políticas, siendo la más importante, por su significado, su participación en la campaña “Habla Pueblo Habla”. Fue responsable de la tercera parte del texto de la canción, firmado junto con Manolo García Cuadrado y Luis Figuerola. Es una canción ya histórica que convocaba al primer referendum en España.

Ha sido miembro del Jurado en el Festival de Cannes y del Festival Iberoamericano de Publicidad.

A principios de los años noventa se marchó de Clarín y montó una pequeña agencia de publicidad con Julio Stuyck.

Temari ha sido uno de los mejores creativos publicitarios de este país, pero sobre todo ha sido una persona dotada de una enorme sensibilidad, capaz de llegar con sus letras a los corazones de mucha gente a través de la publicidad.

Si ahora le preguntasen de que está más orgulloso seguro que diría que de los cuentos maravillosos que ha escrito para sus nietos.