Centro de Documentación Publicitaria

BLOG

De la censura, Kinito y Pajares


Una vez Kinito, "represaliado" y "cautivo", había que seguir compitiendo en los mercados, en los que, por supuesto, Kina San Clemente era Líder absoluto. Y es que, por uno de esos caprichos que a veces tienen los "poderosos", a Kinito se le aplicó la Ley de Peligrosidad Social por ser, según la autoridad competente, un "emborracha niños". Sin embargo a las kinas y otras bebidas similares se las siguió dejando estar presentes en los mercados, sin especificar si eran o no "toleradas para menores". Visto lo cual, se "hacía de obligado cumplimiento" la continuidad de Kina San Clemente en el mercado y el apoyo a la misma con una publicidad en consonancia con lo que se estaba haciendo.

El desafío no era fácil; Kinito había entrado a fondo en los hogares y su sustitución no estaba al alcance de cualquier otro personaje. Lo hablamos todo y con todos y después de muchas vueltas vimos luz al final del túnel: Andrés Pajares actuaba en Valencia; fui a verle y en mi obsesión, le "vestí" de Kinito. Lo expuse a Mariano Canut y este, a su vez, a López Hermanos; todos aceptaron y se me dio el visto bueno para iniciar las negociaciones.

Por la mañana le llamé al hotel y directamente, tras identificarme, le invité a comer. Aceptó y me indicó que lo recogiera en la puerta de su hotel, Hotel Lauria, en la calle del mismo nombre, a las dos menos cuarto. Con mi Seat 850 que acababa de estrenar, a la hora en punto estaba recogiéndole; a mi me sorprendió que él también fuera puntual y a él le sorprendió, muy gratamente, que hubiera estrenado el coche, como yo le dije, expresamente para él. Fuimos a comer a la marisquería La Garrofa, en la playa y cuando nos sentamos a la mesa, ya parecía que nos conocíamos de toda la vida... Y además, los dos del Atlético de Madrid.

Le expuse el tema, que le encantó y de hecho, durante la comida, ante cada plato, repetía el eslógan de Kinito, arrastrando con él, las erres: "Y da unas ganas de comerrr...". Quedamos en reunirnos, al día siguiente, en el despacho, ya con su representante, y en esa reunión se ultimó la colaboración de Andrés Pajares con Canut & Bardina y, por ende, con López Hermanos, S. A. y su Kina San Clemente.

Se rodaron varios spots: Recuerdo uno de Andrés como barman y otro como vampiro, y aunque su actuación hizo vender mucha Kina San Clemente, esta vez las "altas esferas" estatales no tuvieron nada que objetar, algo así como si la única "peligrosidad Social" estuviera representada por el Kinito y no importara mucho que las madres siguieran dando a sus hijos Kina, como factor de crecimiento.

A titulo personal añadiré que Andrés Pajares en un viaje a Valencia, bastantes meses después, me trajo desde París, donde había actuado, un magnifico llavero para el coche. Recuerdo que todavía conservo.

Fuente: Enrique J. Fernández. ExCanut & Bardina.


Compartir este Post: