Centro de Documentación Publicitaria

BLOG

Málaga Virgen, con y desde sus mujeres


Hubo un tiempo, nada corto por cierto, en el que Málaga Virgen, el vino dulce por excelencia, elaborado con gran mimo por López Hermanos, S. A., protagonizaba muchos de los espacios publicitarios de la época. Poniéndoles voz e imagen, "Esperancita", una joven rubia y espigada, que con su "dulzura" y simpatía daba credibilidad a los mensajes publicitarios que se ponían en su boca. Formaba parte de un Grupo de Coros y Danzas de los que existían en aquellos tiempos y fue descubierta por los propios miembros de la bodega. Se contrató y como quiera que la familia no estuviera muy de acuerdo con su desplazamiento a Madrid, un equipo de Estudios Moro se desplazó a Málaga, en la que se rodaron varios spots con su imagen. Durante meses fue la "musa" de Málaga Virgen y su "virginal" rostro supo estar en cada momento a la altura que las cámaras le requerían... pero se casó y Málaga Virgen se quedó sin su figura. Ni ella, ni la familia, ni tampoco la bodega creyeron conveniente su continuidad.

Y a la búsqueda de quien pudiera sustituirla nos pusimos en movimiento, aunque la cosa no era nada fácil, sobre todo teniendo en cuenta la soltura y gracia de Esperancita y lo que se habían identificado, ella con el producto y sobre todo el producto con Ella. Me desplacé a Madrid; entrevisté a gente, hice llegar el encargo a productoras y vi una película en la que debutaba una desconocida Ana Belén. Me gustó, se lo propuse a Mariano Canut y él a López Hermanos; ambos dieron el visto bueno. Ahora había que conseguir su contratación. Se iniciaron los contactos pertinentes, con gran protagonismo por parte de Estudios Moro, se llegó a un acuerdo y a partir de ahí solo faltaba "Crear y rodar".

Y así fue como unas semanas después, con el Hotel Nacional de Madrid como escenario; con Víctor Erice como realizador y Alcaine como fotógrafo, se procedió al rodaje de una serie de spots de Málaga Virgen, con Ana Belén, protagonizándolos.

Esperancita era rubia, Ana Belén morena, pero en su momento cada una desempeñó su cometido con gran éxito... Y como en una celebre zarzuela, en López Hermanos, emulando a Don Hilarión, pudieron decir que "Una morena y una rubia" se habían adentrado en los hogares de España, enseñoreándose en los mismos. Málaga Virgen era y es el vino dulce "con" excelencia.

Fuente: Enrique J. Fernández, ex Canut & Bardina
.


 

Compartir este Post: