Centro de Documentación Publicitaria

BLOG

La historia de cómo Kinito fue retirado por la Ley de Peligrosidad Social


El "personaje" del Kinito surgió para situar a Kina San Clemente como líder en su sector. Encuestas que realizamos en Canut & Bardina la situaban muy por detrás de las otras marcas existentes, dándose, incluso, el caso de que en algunas zonas para pedir Kina San Clemente se pedía "el Sansón de las Barbas". Sansón era la marca de la competencia.

"Vimos" el personaje y José Luis Moro se encargó de "darle" forma. Le dotamos de indumentarias distintas: tuno, colegial, etc., y pusimos en su voz, de niño y aflautada, el eslógan de "Da unas ganas de comerrr..." alargando las erres del modo más exagerado posible.

El Kinito salió en pantalla y Kina San Clemente arrasó en los mercados. El muñeco se hizo tan popular que en una encuesta a los niños, patrocinada por la Feria del Juguete y su revista Feju, realizada para seleccionar el personaje infantil más conocido, salió elegido por un amplio margen el mencionado Kinito.

...Y durante meses el Kinito campeó en la pantalla de televisión, emitiendo sus mensajes hasta vestido de torero. De pronto, como en los cuentos de hadas, aparece la malvada bruja, en forma de censura, y de un "plumazo" lo borra de las pantallas. Pero lo sorprendente es que, al contrario que otras veces, la prohibición no partió de los censores habituales de Prado del Rey, si no que llegó directamente del Ministerio de la Gobernación. En las consiguientes averiguaciones se nos informó, personalmente a mi mismo, que al citado personaje se le había aplicado "la Ley de Peligrosidad Social".

Lamentablemente no pudimos mostrar a Kinito en pantalla, esta vez vestido de presidiario y con las esposas puestas.

Fuente: Enrique J, Fernández. Ex Canut & Bardina.

Compartir este Post: