Centro de Documentación Publicitaria

BLOG

Sale a la venta el segundo volumen de Aquellos que fijaron gritos a la pared

Recuperamos, conservamos y promocionamos el patrimonio publicitario. Este eslogan que nos acompaña desde que comenzamos toda esta aventura, recoge las tres áreas de nuestro trabajo diario. La última, la de la promoción del patrimonio publicitario, es una suerte de resurrección, la alegría de darle una nueva vida a piezas que de otro modo habrían desaparecido. Así justificamos que hace un tiempo nos sumergiéramos -para dar visibilidad a las joyas de nuestro archivo-, en otra quimera, de esas que ponen los pelos como escarpias a los pragmáticos: la edición de libros.

El primer volumen de Aquellos que fijaron gritos en la pared se vendió en apenas unos días. Su publicación formaba parte de un romanticismo absolutamente opuesto a la economía: imprimir una tirada muy reducida, numerada, que funcione como una pieza de coleccionismo y con el compromiso de no volver a editarla. Con esa misma idea sale a la venta el segundo volumen, cuyas páginas nos vuelven a mostrar una figura totalmente olvidada: el fijador de carteles. Alrededor de 100 imágenes, algunas con más de un siglo de antigüedad, que nos muestran al "afficheur o colleur d´affiches" a través de tarjetas postales, cromos o anuncios. Cuando tus ojos reposen en muchas de las imágenes que aparecen entre sus páginas, te garantizamos que no podrás reprimir un "¡Qué cosas tan bonitas se hacían antes". 

En este enlace puedes hacerte con un ejemplar. Disfruta del viaje.

Compartir este Post: