Centro de Documentación Publicitaria

BLOG

Aquellos ilustradores de entonces: Borobio

José Borobio Ojeda había nacido en Zaragoza en 1907, y aún muy joven entró a formar parte de la extensa nómina de colaboradores adscritos a la mejor revista de humor de la década de los años veinte: Buen Humor. Este semanario venía a romper con toda una tradición de prensa satírica para reunir en sus páginas a los mejores dibujantes y, en paralelo, también a lo más aprovechable de periodistas y escritores.

Entre los primeros allí estaban Bagaría, Garrido, Galindo, Ribas, Castanys, Tovar, Ramírez, K-Hito, Gascón o Sama (éste, en su otra profesión, un prestigioso médico metido a chistoso). Y, en la parte literaria (pero siempre al servicio de la sátira), Jacinto Miquelarena, José López Rubio, Carlos Luis de Cuenca, Ernesto Polo (como tantos, con un pasado borrascoso en su humor, había debutado en un inefable periódico titulado "La Burrada Libre"), y dos pesos pesados: Enrique Jardiel Poncela y Ramón Gómez de la Serna.

En la nueva revista convergían viejos y nuevos artistas de lo gráfico pero, unos y otros, lograron llegar a la síntesis necesaria para no desentonar de aquella nueva visión de lo festivo, enésima revolución -la de lo cómico-, como en tantos campos, trastocado tras el cataclismo de la Gran Guerra. Y, en ese tornado caído sobre el viejo humor gráfico, que venía a “refrescar” ese mundo a partir de entonces, uno de los más jóvenes dibujantes, artistas del lápiz (y de un cierto grafismo cubista) presentes en aquellas páginas fue José Borobio.

Pocos años después, en 1927, cambiaría de cabecera y se integró en otro fenómeno editorial: "Gutiérrez" (durante un lustro, ambas revistas convivieron en los kioskos, incluso alguno de esos nombres trabajó para ambas). José Borobio, como algunos colegas, eran respetables profesionales en sus otras actividades, en el caso de nuestro dibujante de hoy, un gran arquitecto aragonés, de la calidad y prestigio de su paisano García Mercadal. No se conoce mucho sobre su evolución y actividades posteriores, hasta conocer la noticia de su muerte, acaecida en 1984.

Por José María López Ruiz.

Compartir este Post: