Centro de Documentación Publicitaria

BLOG

José María Casero, Raúl Eguizábal, Ricardo Pérez Galindo y Manuel Valmorisco, nuevos Académicos de Honor de la Academia de la Publicidad

El Jurado de la Academia de la Publicidad, reunido el pasado 6 de octubre, ha elegido a los nuevos Académicos de Honor de la Institución, cubriendo el cupo de los cuatro al año que permite su Reglamento de Distinciones.

Los elegidos por unanimidad, tal y como obliga el mismo reglamento, han sido José María Casero, Raúl Eguizábal, Ricardo Pérez y Manuel Valmorisco. También este año hubo unanimidad para poder decidir el galardón de Publicitario del Año: Sofía Rodríguez Sahagún.

Todos ellos recibirán su reconocimiento el 30 de noviembre en la Ceremonia de Académicos de Honor que este año cambiará de escenario y pasará del santuario de la palabra (la sede de la RAE donde se celebró en los dos últimos años), al templo de la imagen, el Museo del Prado.

La elección se produjo en una reunión mixta, telemática y presencial, que se prolongó varias horas. El jurado examinó las más de 90 candidaturas propuestas por los socios de la Academia y finalmente aprobó sus designaciones, como requieren los estatutos, por unanimidad.

Según estos estatutos, los Académicos de Honor deben tener un mínimo de 20 años de profesión publicitaria, entendida en sentido amplio e integrador, además de encarnar los cuatro principios de la Academia: Mérito, Integridad, Generosidad y Ejemplaridad. En el caso del Publicitario del Año los requisitos son los mismos, pero sin un mínimo de años de profesión y se examina el periodo transcurrido entre reuniones del jurado.

El Jurado de la Academia estuvo formado por Francisco José González (elegido presidente por el resto de miembros), Lidia Sanz, Isabel Yanguas, Jaime Lobera, Sergio Rodríguez, Agustín Elbaile y Pablo Alzugaray, presidente de la Academia; con David Torrejón, secretario de la misma, actuando como secretario del jurado con voz, pero sin voto.

A continuación, reproducimos los perfiles de los nuevos Académicos de Honor y Publicitario del año, elaborados por la Academia de la Publicidad:

ACADÉMICOS DE HONOR 2020

José María Casero. Profesional clave en la consolidación de las empresas de medios españolas en dos fases importantes: el paso de distribuidoras a centrales, a primeros de los 80, y su posterior evolución hacia el concepto moderno de agencias de medios.

José María Casero (Madrid, 1944), se gradúa en la Escuela Superior de Publicidad y convalida su título en la nueva Facultad de CC de la I de la UCM. Su primera etapa transcurre en el área de cuentas de Lintas y más tarde de Young & Rubicam, donde llega como ejecutivo en 1969 y sale en 1977 como director de servicios al cliente, tras pasar también por la jefatura de medios. Ese año se incorpora a Delvico, donde surge la iniciativa de crear una central de medios que, con él al frente, toma cuerpo al iniciarse la década bajo el nombre de Central Media. Ya seguiría en esa área el reto de su carrera siempre en puestos de la máxima responsabilidad de grandes compañías como Zenith Media o Ymedia. Esta última nace también de su iniciativa en 2006 y en ella permanece hasta que, muy recientemente, da un paso a un lado profesional.

En el aspecto asociativo su trayectoria ha brillado también al máximo nivel al ser fundador y muchos años presidente de la Asociación de Centrales de Medios (ACM), luego AM, y también presidente de EGM, luego AIMC, durante ocho años en los que hubo de pilotar el exitoso JIC (Joint Industry Committee) español en momentos muy convulsos (de 1995 a 2002).

Siendo su presidente, la ACM lanzó el Curso de Experto en Medios, que ha formado desde entonces a la flor y nata de los profesionales de la especialidad en España. También ha impartido clases en ESIC, Esade, etc., y publicado dos libros de texto de publicidad junto con otros autores, además de libros sobre un juego que le apasiona, el blackjack.

Raúl Eguizábal. Comenzó en el ámbito académico doctorándose en la Universidad Complutense de Madrid con Premio Extraordinario, para llegar a ocupar actualmente el puesto de catedrático de Publicidad en esta misma universidad.

Raúl Eguizábal (Logroño, 1955) está considerado como el mejor analista y teórico vivo de España y Latinoamérica sobre la historia de la publicidad, y también sobre su estudio en el ámbito académico. A lo largo de toda su trayectoria ha destacado por su incansable labor y preocupación por unir el mundo profesional con el mundo universitario, y por rescatar la memoria de los grandes publicitarios de la historia, en unos tiempos en los que se antoja clave que alguien nos recuerde el camino recorrido.

Docente, conferenciante y escritor, cuyo afán por darle a la historia de la publicidad el lugar que se merece se ha visto materializado en publicaciones tan destacadas como El análisis del mensaje publicitario (1990), Historia de la publicidad (1998) obra de referencia imprescindible a nivel nacional e internacional, La fotografía publicitaria (2001), Teoría de la Publicidad (2007) o El cartel en España (2014).

Además de prólogos y artículos en enciclopedias o publicaciones periódicas, ha dirigido la revista Publifilia. Revista de Culturas Publicitarias y Pensar la Publicidad, y ha comisariado exposiciones tan destacadas como Memoria de la Seducción. Carteles del siglo XIX en la Biblioteca Nacional (Biblioteca Nacional de España, 2002). Su trabajo con la Biblioteca Nacional ha servido de base para la creación del Museo Virtual de Arte Publicitario en el sitio web del Instituto Cervantes.

Crítico de arte y literario (Diario 16 entre 1988 y 1993) ha sido también miembro del jurado del Premio Nacional de Carteles y del Premio Nacional de Fotografía Profesional LUX 2005.

Su trabajo durante décadas en favor del prestigio de la profesión publicitaria, y su colaboración permanente con la Academia de la Publicidad desde sus inicios, permiten afirmar que la publicidad, y en concreto la historia de la publicidad, no pueden entenderse ahora mismo sin una figura como la de Raúl Eguizábal.

Ricardo Pérez Galindo. Ricardo Pérez no es solo un creativo publicitario, es un estilo de creatividad en sí mismo. Una forma de hacer publicidad en la que ha brillado tanto que prácticamente nadie se ha atrevido a seguir su estela. Un estilo basado en el uso ingenioso y humorístico de la palabra, si bien siempre asociado fuertemente a la marca. Varias generaciones de españoles recordarán siempre sus Claro, calvo; El Reig de las camas; El que sabe, Saba; Ortiz, contamos con trigo; El valor de la Unión… y tantas otras que han pasado de la publicidad al acervo popular, en algunos casos resistiendo mejor el paso del tiempo que la propia marca.

Esta pasión por la palabra le puede venir a Ricardo Pérez (Madrid, 1943) de su afición a la radio, para la que, siendo niño, ya hacía guiones que vendía a algunas emisoras. En publicidad su trayectoria está primero asociada a la gestión de los medios (Estilo, Sagi, Ciesa-NCK), conocimiento del que después siempre hizo gala. Finalmente consigue dar el salto a la creatividad e inicia una trayectoria fulgurante: Danis, NCK y en 1972 Tandem, que lanza como socio y director creativo. Tandem fue el fiel reflejo en Madrid del brillo barcelonés de MMLB y justo con esta agencia se asocia en 1978 para lanzar su propia propuesta: MMLB Ricardo Pérez, después ya Ricardo Pérez y Asociados, en la que sigue al frente del negocio.

Aunque su forma de hacer publicidad nunca fue la más valorada en los festivales, no le han sido ajenos los premios nacionales e internacionales, incluyendo un León de Oro en Cannes para su campaña de Condición Femenina. Su voz radiofónica también es reconocible por la mayoría de los españoles, especialmente por haber locutado desde hace años muchas campañas oficiales realizadas por su agencia. Es autor de La huella de la publicidad (2005) y La publicidad tiene la palabra: el arte de vender por todos los medios (2019), que va por su tercera edición.

En 2012 recibió el c de c de honor del Club de Creativos.

Manuel Valmorisco. Manuel Valmorisco (Madrid, 1949), o mejor Manolo, como le suele llamar todo el que le conoce, es de estirpe publicitaria, su padre fue escaparatista de Galerías Preciados, por lo que vivió la dirección de arte desde el hogar. Quizás por ello la gran mayoría de los premios nacionales e internacionales que ha logrado a lo largo de su carrera lo fueron por campañas gráficas, como las que hizo para Mothercare, Gastón y Daniela o Land Rover entre otras muchas. Sin embargo y tras graduarse en la Escuela Superior de Publicidad, se encuentra en la obligación de iniciarse publicitariamente como redactor ya que, cuando llega a su primera agencia, Arce y Potti, no hay nadie dedicado a los textos. Tras casi cuatro años a la sombra del gran Roberto Arce, y después de una breve etapa en Compas-Needham, en 1974 pasa estar a las órdenes de otras dos destacadas personalidades en la agencia de moda, Unitrós: Kurt Schmidt y Pilár Gómez. Aprendidas las lecciones de vuelo, puede volar más libre en su siguiente destino, NCK, donde entraría en contacto intenso con la televisión, trabajando para campañas de Colón, Cimarrón, Citroën… Y vaya si voló luego: hasta Chile, donde en 1980 abre la oficina de Unitrós como director creativo ejecutivo. La agencia tiene un enorme éxito desde el principio, pero él decide volver a los dos años. Y lo hace recalando de nuevo a NCK hasta que le pica el gusanillo de montar su propia agencia, primero con su director de arte favorito, Ernesto Pedalino (Valmorisco y Pedalino) y más tarde con otros socios minoritarios, Vamorisco y Asociados). Doce años dura esa aventura (1986-1998). Su última etapa está ligada de nuevo a Lintas como director creativo ejecutivo de las oficinas de Ammirati Puris Lintas en Madrid y París y finalmente de Lowe, Lintas & Partners hasta 2001. Pero los años transcurridos desde entonces no han sido para la contemplación: sigue ligado a la agencia digital e-Mutation New media, ha tenido su propio sitio de comercio electrónico dedicado a los zapatos de grandes tallas (XL Planet) y le sigue dedicando generosamente muchas horas al Club de Creativos y a la formación cientos de los jóvenes que llegan a la especialidad, inyectándoles entusiasmo y sabiduría práctica. También imparte cursos internos en grandes empresas.

Eso sí, por fin ha podido dar rienda suelta a su herencia artística a través de sus fotografías, con las que ha montado ya varias exposiciones y ha merecido un hueco en Photo España. Varios éxitos del rock español llevan letras suyas. Pero seguramente algunas de las campañas en las que participó de forma destacada como Wrangler resiste si tú resistes, Un hombre, una mujer y Carlos, el tercero, Los poderes del pino, o Cierro los ojos y veo Madrid, han marcado a muchos más españoles.

PUBLICITARIO DEL AÑO

Sofía Rodríguez Sahagún. Una trayectoria plagada de éxitos en el mundo del anunciante, ha hecho que el Jurado elija para esta distinción a Sofía Rodríguez Sahagún, una trayectoria refrendada además muy reciente con su nombramiento como Global CMO-Digital Sales & Marketing, Design, Behavioral Economics de BBVA.

Con el doble grado de Derecho y Administración de Empresas por ICADE, enseguida se orientó al mundo financiero (Renta4), aunque en su trayectoria se encuentran compañías de otros sectores como Ikea, de la que fue directora de Estrategia y Marketing, o Vodafone, en la que recaló durante una larga etapa de más de siete años como directora de Marca y Cliente.

Ha tenido y tiene muy altas responsabilidades en banca digital en compañías como Open Bank, ING Direct en dos etapas, o BBVA, de la que ha sido, antes de este nombramiento, directora de marketing y directora de Banca Digital.

En 2014 fue elegida mejor profesional de marketing por la Asociación de Marketing de España y en 2018 fue Premio Club de Jurados de los Premios Eficacia de la AEA, entre otros reconocimientos profesionales.

Fuente: Academia de la Publicidad.

Compartir este Post:

0 Comentarios

Dejar un Comentario