Centro de Documentación Publicitaria

BLOG

Aumenta el archivo histórico de Pedro Prat Gaballí, pionero de la publicidad en España

PEDRO PRAT GABALLÍ

En los últimos días hemos recibido una nueva donación de piezas personales de Pedro Prat Gaballí (11 de enero de 1885 – 6 de diciembre de 1962), sumándose al archivo histórico del pionero de la publicidad española que actualmente conservamos en el Centro de Documentación Publicitaria y que se constituye así, como la principal fuente para la investigación de tan ilustre publicitario, nombrado Académico de Honor por parte de la Academia de la Publicidad en su primera edición, en 2010.

Hace pocos años recibimos un email que nos dejó realmente sorprendidos. Se trataba de Teresa Ballester, sobrina del mismísimo maestro Pedro Prat Gaballí. Nos contaba que se había asombrado por lo mucho que citábamos a su familiar en nuestra web, al mismo tiempo que nos confirmaba que conservaba muchos recuerdos de su tío-abuelo. Como podéis imaginar, quisimos hablar con ella inmediatamente.

Teresa, que ya no es una niña -pero tampoco tan mayor como quiera hacernos creer-, tiene una memoria y una vitalidad envidiables. La salud le acompaña. Ella nos envía emails y mensajes por Whatsapp sin problema alguno, a pesar de no hacer buenas migas con la informática según ella y que nosotros, por supuesto, no creemos. Teresa es entrañable, gusta de mirar al pasado como un sano ejercicio de batalla contra el olvido caníbal del paso del tiempo y, además, escribe muy bien.

Ya en la primera llamada ambas partes percibimos que una gran amistad se fraguaría. Tras esa llamada vinieron más, hablando de “tío Prat” pero también de lo humano y de lo divino de la vida, de los hijos, de Mallorca y de Barcelona… y de su relojería, pues ella es el relevo generacional a toda una vida ligada al mundo de los relojes como fue la de su padre. Una relojería, por cierto, que tendría como logotipo la imagen que diseñó para su padre el mismísimo Junceda. Que la memoria de Prat Gaballí nos haya regalado esta nueva amistad, cargada de tantas historias, nos llena de emoción y orgullo.

A Teresa le contamos cuando nos conocimos que aquí conservábamos un fondo histórico muy importante de su tío-abuelo: todos sus libros, artículos, documentos…  Y entonces, para nuestra alegría, decidió hace más de un año que lo que ella tenía, debía estar también aquí.

En un primer envío nos mandó cartas de Prat Gaballí a su familia, fotos, poemas manuscritos –antes que publicitario, fue un reconocido poeta modernista-, publicaciones… Auténticas maravillas para todo aquel que precie la historia de nuestra profesión y, por supuesto, para todos los que deciden asomarse a la vida del pionero. Porque Prat Gaballí fue, como él mismo se definía, un hombre que se tomó la publicidad en serio. Fue el primero que se puso a enseñar publicidad en nuestro país, en un curso que durante 1915-1916 se celebró en Barcelona. Enseñanzas, por otro lado, que al año siguiente se vieron reflejadas en el primer libro en castellano que sobre publicidad, se escribió en el mundo: “Una nueva técnica: Publicidad científica”. Fundó agencias de publicidad, revistas profesionales, asociaciones, ofreció conferencias, escribió artículos… en definitiva, fue el primero en profesionalizar la publicidad en España, y eso, debería de ser algo que tendría que ser obligatorio saber por todo aquel que hoy en día decida entrar en nuestro sector a trabajar. Sobran dedos de una mano para encontrar referentes de tanto calado.

Tras esta primera donación, Teresa nos mandó hace unos días el resto de cosas que aún le quedaban, entre las que destacan un buen montón de fotografías personales de Prat Gaballí con la familia, con amigos.  En definitiva, Teresa ha aportado con esta generosa donación -junto a una serie de relatos y vivencias que nos ha revelado de su tío-abuelo-, todo un universo personal de Prat Gaballí que era absolutamente desconocido por los publicitarios. Ya hay parte de esta donación que ha sido catalogada y el resto lo estará en las próximas semanas.

Dar las gracias públicamente a Teresa se nos queda pobre de todas las maneras. Ha contribuido de una manera notabilísima a la recuperación de gran parte de la historia de uno de los publicitarios más importantes de nuestra profesión en España. Y eso, es realmente importante.

Compartir este Post:

1 Comentarios

  1. Teresa Ballester08/10/2019

    Soy la persona de quien mi buen amigo Sergio habla en su benevolente artículo, y veo que sin duda a la vista de las fotografías que le he mandado y de la manera de vestir de los personajes, me ha situado en calidad de sobrina- nieta de mi tío Prat. Lo que ocurre es que debido a que mi padre, hermano de la esposa de Pedro Prat se casó ya mayor, y de que era el pequeño de los hermanos, y a que yo ya soy viejecita, hay muchos años de diferencia entre ambos. O sea que soy sobrina sin nieta. Una pequeña aclaración sin importancia. Aprovecho para dar las gracias a Sergio, un amigo entrañable que me da tantas satisfacciones al saber que los recuerdos de mi querido tio están en las mejores manos.

Dejar un Comentario