Centro de Documentación Publicitaria

PROTAGONISTAS

Chester Bliss Bowles

5 de abril de 1901 - 25 de mayo 1986

Chester Bowles nació en Springfield, condado de Hampden, Massachussets. Sus padres siempre fueron unas personas muy religiosas. Solían acudir a la Iglesia Unitaria de Springfield muy a menudo. Bowles siempre expresó su pesar y tristeza por no haber recibido una educación más liberal.

Estudió en la Choate Rosemary School, en Wallingford, Connecticut, donde se graduó en 1919. También asistió a la Escuela Científica Sheffield, en la Universidad de Yale. Allí se licenció en ciencias en 1924.

Fue nieto de Samuel Bowles (1851-1915), editor del periódico "Springfield Republican", en el que expresó su apoyo a las causas liberales. Puesto que el periódico iba en contra de sus ideas liberales, Bowles terminó buscándose otro trabajo. Y así fue como llegó a la agencia de publicidad de Nueva York, George Batton, en la cual trabajó durante un año. Allí pudo poner en práctica su creatividad, que dejó en más de una ocasión a Batton con la boca abierta. Bowles poseía, además, una gran capacidad de interacción con los medios de comunicación.

A partir de ahí, logró entrar de lleno en el mundo de la publicidad. Fundó su propia agencia de publicidad en Nueva York en 1929, junto a William Benton. La agencia fue bautizada con el nombre de Benton & Bowles. La apertura de la agencia coincidió con la Gran Depresión del 1929, pero a pesar de ello, el negocio prosperó y fue todo un éxito.

En 1935, Benton & Bowles, se convirtió en la sexta empresa de publicidad más grande del mundo y, un año después, Bowles se nombrado presidente de la agencia.

Bowles sentía la necesidad de ayudar a la gente, por lo que utilizó su enorme influencia para convencer a corporaciones como Procter & Gamble y Maxwell House para que recortaran los precios al mismo tiempo que crecía la calidad del producto.

Benton & Bowles logró crecer y expandirse. Los ingresos fueron muy altos, pero aún así, Bowles no se sentía satisfecho. Su poder económico no le quitaba la idea con la que había convivido tanto tiempo: quería ayudar a los más desfavorecidos.

Así fue como decidió que entrar a formar parte de la Marina de Guerra de los Estados Unidos, sería la mejor opción para lograr ese objetivo, pero fue rechazado debido a un problema que sufría en el oído. Después de este hecho y durante la Segunda Guerra Mundial, el presidente Roosevelt le ofrece el puesto de administrador de la Oficina de Administración de Precios, en Connecticut, puesto que Bowles acepta encantado. Más tarde se convierte en director de dicha oficina.

Tras la guerra, en 1946, pasó a ser nombrado, por el presidente Harry Truman, director de la Oficina de Estabilización Económica, dónde se encargaba de controlar la economía de la nación. Ese mismo año publica su primer libro "Mañana sin miedo".

Fue uno de los delegados americanos de la UNESCO en la conferencia de París y trabajó como asistente especial de las Naciones Unidas para la Infancia en Europa.

Su trabajo en la ONU le hizo ver lo necesario que era para el país la difusión de la prosperidad y la democracia en todo el mundo. Bowles vivió preocupado por las condiciones en las que vivían algunas personas. Durante su estancia en la India estuvo intentando mejorar las condiciones de vida de la gente que habitaba allí. Bowles quería trabajar para mejorar la calidad de vida de muchas personas que vivían en condiciones muy poco deseables. Por ello terminó de abandonar por completo su faceta como publicitario para poder optar al puesto de gobernador de Connecticut.

Su carrera publicitaria se da por terminado en 1948, cuando es elegido gobernador de Connecticut. Durante su mandato, trabajó mucho en la mejora de la educación, la vivienda y los derechos civiles. Su forma de pensar era totalmente liberal, lo que quizás hizo que perdiera su reelección en 1950.

Al final de su mandato Truman lo nombró como embajador de la India y Nepal (1951-1953). En julio de 1963 Bowles se hizo de nuevo embajador en la India, cargo que mantendría hasta el 1969. Quería reforzar las relaciones entre Estados Unidos e India. Éste pensaba que ambos países compartían valores democráticos fundamentales para la prosperidad de un país. Mantuvo una relación excepcional con el primer ministro de la India, Jawaharlal Nehru. Bowles se negaba a separarse de la gente a la que iba a ayudar y se esforzó por vivir entre ellos. Incluso quiso que sus hijos continuaran sus estudios en una escuela pública de la India, dónde se matricularon. Allí permaneció hasta el día de su jubilación, en 1969.

Tras jubilarse, se dedicó a escribir sus memorias, hasta que falleció en 1986, a la edad de 85 años, a causa de un accidente cerebrovascular. Murió en Essex, Connecticut, dónde fue enterrado.

Entre sus publicaciones destacan: Las nuevas dimensiones de la paz (1955), El reto de África a América (1956), La conciencia de un liberal (1962) y Promesas que cumplir: Mis años en la vida pública (1971).

Esta biografía ha sido realizada en exclusiva para lahistoriadelapublicidad.com por parte de Rocío Rodríguez Sánchez y revisada por Sergio Rodríguez.